Publicado: 27 de Noviembre de 2016

El Ciprés hay que podarlo en primavera. Por supuesto, al realizar la poda hay que tener una idea precisa de la altura del seto que se desea obtener. El ciprés es una de las coníferas que más rápido crece después de la poda. Además, esta operación le da mucho más vigor y vitalidad para crecer mejor.

El mantenimiento del ciprés

Más allá de la poda, el ciprés es un árbol que requiere pocos cuidados. No es aconsejable regarlo con frecuencia, incluso si está plantado en una tierra relativamente árida, ya que la humedad es particularmente negativa para el ciprés. De hecho, cuando el suelo es muy húmedo, pueden aparecer hongos parásitos, que afectarán su desarrollo. Por ende, un buen drenaje del agua de es un factor crucial para su desarrollo.